top of page

Ser periodista ya es un género

Periodistas y comunicadoras de toda Iberoamérica deben prepararse para los retos tecnológicos que aterrizan uno tras otro sin pedir permiso ni anunciarse.

Ilustración: Fidel Sclavo


Cumplimos seis años con WINN (Women in the news network | Red Internacional de mujeres periodistas) y nuestra profesión vuelve a dar un salto cultural al que debemos adaptarnos. La Inteligencia Artificial se suma a los cambios que había producido la web y el auge de las redes sociales y plataformas. Es mucho más vertiginoso que los procesos del paso del plomo al offset en la gráfica, del éter radial a la televisión, a internet. Más y más velocidad.


Transmitir los hechos, los pensamientos, las noticias, la información, la esencia misma del periodismo que este 7 de junio homenajeamos por ser el aniversario del primer ejemplar del periódico dirigido por Mariano Moreno que transformó la voz de la Revolución de Mayo en grito de libertad.


De eso se trata, de la libertad de expresión, más allá de los formatos y de la capacidad de llegada a las audiencias.


Actualmente, en el Congreso organizado por FOPEA en Córdoba, se generó un debate sobre el rol de los nuevos medios y se diferenció entre influencers creadores de contenido y periodistas tradicionales.


La conclusión fue que mientras los primeros tienen que ser más responsables a la hora de comunicar, los otros deben considerar las nuevas plataformas como herramienta de trabajo. Entonces, ¿Son amigos o enemigos?, ¿Podrá lograrse una "síntesis" que recupere lo mejor de ambos mundos?


La hay. Sophia Smith Galer, por ejemplo, trabajó para la BBC y ahora desarrolla contenido periodístico sobre los derechos de las mujeres y lo transmite a través de su cuenta TikTok que tiene unos  511,000 followers.

El 72% de la Generación Z y Millennials consumen comunicaciones de influencers y creadores de contenido, sean celebridades, marketineros y del sector o país que se nos ocurra. También de periodistas.


En la corta pero intensa trayectoria de WINN nos dedicamos a acompañar a periodistas y comunicadoras de toda Iberoamérica a prepararse para los retos tecnológicos que aterrizan uno tras otro sin pedir permiso ni anunciarse.


La premisa ha sido entenderlos, primero, para poder aumentar la fluidez digital, la colaboración y la inteligencia colectiva. Y de este modo, desplegar el potencial de las mujeres en la divulgación, el desarrollo de nuevos proyectos periodísticos y el mejor aprovechamiento de tecnologías como AI, web3, blockchain y metaverso.


¡Qué diría la primera periodista de la historia que reconoce la Gaceta de Estocolmo, la sueca Margareta Momma, si sobre su mesa de trabajo, en 1738, se desplegaran todas estas herramientas para conectarse con los potenciales lectores!


Lo que seguramente le sorprendería es que, a pesar de tantos cambios, los hombres firmen un 50% más de las notas que las mujeres o que apenas un cuarto de las jefaturas en 12 mercados están en manos de mujeres, a pesar de que representan el 40% de la fuerza laboral en los medios, según un informe del Instituto Reuters.


Sin embargo, este caos digital desatado por los bruscos cambios tecnológicos encuentra a la mujer mejor parada que antaño para desarrollar sus audiencias.


Muchas de ellas transitan entre los medios tradicionales y los nuevos mercados, como María Julia Olivan, que lanzó Borderperiodismo hace 15 años y ahora, su canal de streaming. Sus investigaciones son tomadas por los principales medios del país y una experiencia personal, le llevó a encontrarse con toda una comunidad de personas vinculadas al autismo y otros tipos de discapacidad. Hubo también otras congéneres que se animaron a meterse en "territorio masculino", especializándose en ciencia, cambio climático, fútbol y hasta criptomonedas.


Se nos vienen tiempos turbulentos apenas terminemos de brindar por la edición 2024 del Día del Periodista en Argentina. Es hora de que despleguemos toda nuestra capacidad a la causa común que iguala los géneros: alinear los valores tradicionales del periodismo con los desafíos de los tiempos modernos.



Esta columna fue publicada en el diario Clarín el 7/6/2024 y firmada por Gabriela Oliván, presidenta de WINN.

1 visualización

Comments


bottom of page